PRÓXIMA ESTACIÓN, AMÉRICA LATINA

Despedimos el año rumbo a las Américas, con un proyecto que nos va a llevar unos cuantos meses o quizá años. Llegar hasta aquí ya ha sido un verdadero viaje, no exento de dificultades. Pero ahora comienza el verdadero viaje, el real, el palpable. En unas horas Vanessa, mi compañera, y yo, estaremos en Santiago de Chile cargados de ilusión y algo de peso a nuestras espaldas, con la pluma afilada y las lentes cargadas para disparar a las venas sangrantes de las que habló Galeano en esa maravillosa obra que desde la distancia, hace años, me hizo amar América Latina de otra manera. Hoy comienza la aventura de un sueño por cumplir. Lo malo de los sueños es que al intentar cumplirlos puedes decepcionarte, lo bueno de los sueños es atreverte a cumplirlos sin miedo a la decepción. No va a ser fácil, pero buscaremos las maneras de conseguir nuestros objetivos.  América es un ejemplo de muchas cosas; nosotros vamos en busca de esas experiencias que nos hacen comprender, como dice Carlos Fernández Liria, “que hay algo más importante que la vida, aquello que nos hace recordar por qué merece la pena estar vivo, eso que llamamos dignidad”. Hay pueblos, comunidades y gentes que no se doblegan y luchan por mantener intacta su dignidad. A veces perdiendo la vida en el intento. Y eso merece la pena seguir contándolo. Ni nos creemos pioneros en nada ni pretendemos descubrir el dorado. Sólo, desde la consciente mirada occidentalizada, desprendernos de los lastres impregnados en el ADN de nuestras culturas y comprender y aprender de las maneras de hacer de muchos otros pueblos y gentes de ese continente al que tanto debemos. No se puede negar la parte personalista y de aprendizaje personal de esta decisión. Pero el propósito del proyecto será siempre compartir y difundir nuestros aprendizajes. En esas estamos, y por eso creemos que merece la pena esto.  De modo que, aviso para navegantes: mis próximas publicaciones y trabajos tendrán como obligado tema de trasfondo América Latina y, si todo va bien, puede que El Caribe, y como necesaria compañera a Vanessa Pérez, mi acompañante en este viaje de vida. Que consigamos o no nuestro objetivo final depende absolutamente de que encontremos la manera de financiarnos por el camino, pues los ahorros se pueden estirar, pero los milagros no. Esto por un lado es inquietante, pero por otro resulta apasionante. Gracias a tod@s l@s que nos habéis animado a tomar una decisión tan difícil como esta. Hoy comienza la aventura. Os quiero

IMG_0910

DOCUMENTAL LAS TRINCHERAS DE LA PÚBLICA

Supongo que este proyecto surgió por un lado de mi inquietud y de mi situación personal y por otro de la realidad social que vivimos. Soy uno más de los maestros que se quedó en paro como consecuencia de los recortes, y decidí entonces acabar la carrera de antropología que ya tenía empezada y estudiar luego vídeo documental, que siempre me había atraído. Como proyecto de fin de curso, tenía claro de qué iba a tratar mi trabajo. Luego, con mi compañera Vanessa, la voz en off, surgió el guión. La idea estaba concretada, y entonces había que buscar a los entrevistados y el colegio donde rodar. El resto fue mucho trabajo, primero de grabaciones y luego de montaje y de toma de decisiones, y este es el resultado.

Un pensamiento en “

  1. Magnifico este blog
    Pero hay q intentar trabajar un poquito mas para q dia a dia se vaya engrandeciendo
    !!!!!os queremos, revolucionarios!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.